sábado, 26 de julio de 2014

BRICO: Difusor casero, fácil y rápido

Difusor comprado, de silicona en este caso.
Aun no hemos comentado qué es y para qué sirve un difusor en nuestra cachimba.
Se trata simplemente de un accesorio que se coloca en el extremo mas bajo del tubo, dentro del agua de la base.

Lo que conseguimos con él es que las burbujas que se forman al fumar se "rompan" al tener muchos agujeros pequeños en lugar de uno muy grande. Los efectos de esto es que la cachimba vibrará menos y se conseguirá una fumada mas silenciosa, por ejemplo para ver una película. Suelen rondar los 3€ en tiendas online.

Ahora, al grano, hace un tiempo hicimos uno casero y ya podemos confirmar que funciona a la perfección.




Para conseguirlo, utilizamos el tapón de un pintalabios que, casualmente, se aproxima mucho al grosor de nuestro tubo. Si buscamos el máximo rendimiento, debemos hacer muchos agujeros pequeños. Si hacemos pocos, notaremos que hay que hacer más fuerza al fumar y si los hacemos grandes, puede llegar a perder el efecto "difusor", no llegando a romper bien las burbujas.

En este caso lo hicimos calentando con un soldador de estaño. Si el material de vuestro difusor es mas blando, podéis probar simplemente a pincharlo con algo.

Una vez hechos los agujeros, es muy importante limpiarlo bien a fondo para eliminar posibles restos de plástico que hayan quedado sueltos y así evitar que se nos suban por la manguera al fumar.

Por supuesto, al comprar un difusor veréis que queda mas bonito pero os podemos asegurar que el funcionamiento es exactamente el mismo.

Si no os encaja tan perfecto como este, poned un poco de cinta aislante ;)