viernes, 25 de julio de 2014

La cachimba, por partes

Porque la cachimba no es un simple tubo atado a una botella, aquí vamos a ver las posibles partes que encontraremos en nuestras cachimbas.
Por supuesto, esto puede variar dependiendo de tamaños, marcas y formas.

Empezamos por abajo:

Base: Llena de agua (ya veremos cuanta cantidad), sirve para que el humo la atraviese y se limpie de impurezas. Es un filtro natural. Lo mas normal es echar agua fria, mejor aun con hielo. También hay quien echa algunos licores o alcoholes para modificar el sabor de la fumada, pero no lo recomiendo.

Sello de base: No es más que una goma cuya función se limita a encajar perfectamente el cuerpo de la cachimba en el vaso. Algunas shishas, como las alemanas, llevan rosca por lo que no necesitan goma.

Válvula de aire: Sirve para limpiar el humo que tenemos dentro de la cachimba en caso de que empiece a dar mal sabor. En su interior lleva una bola que impide la salida de aire pero si se la quitamos, solo tendremos que soplar desde la manguera para vaciar el humo.



En algunos casos, la válvula de aire puede utilizarse (mediante accesorio) como una "boca" más poder utilizar otra manguera.

Boca / Conector: Donde conectamos la manguera, muy importante. Al igual que la base, suele llevar una goma que nos permite fijarla bien.

Mástil: La parte mas visible del cuerpo. Puede ser simple, o muy elaborado. Puede ser un tubo, o llevar varias piezas de decoración.

Cenicero: En forma de plato, evita accidentes en caso de que se nos caiga el carbón.


Cazoleta: Donde colocamos el tabaco. Existen varias forma de fumar, pero la mas básica trata de poner el tabaco y sobre él un trozo de papel de aluminio agujereado. Sobre el papel irían los carbones.

Existen diferentes tipos y materiales, lo analizaremos más adelante.
Se encaja mediante una goma como las de la foto.

Tubo del vaso: Dentro del vaso, siempre veremos otro tubo en contacto con el agua. Es una extensión del mástil y debe quedar ligeramente sumergido en el agua. La longitud del tubo nos marcará la cantidad de agua que necesitamos.

Manguera: Mil tipos, mil colores. Da para una entrada hablando solo de mangueras. Las hay lavables y no lavables. Clásicas y modernas. Boquilla de plástico, de madera o de cristal. En fin, donde "chupamos" para disfrutar de la shisha.