sábado, 17 de enero de 2015

Kaloud Samsaris


Tras bastante tiempo esperando, por fin hemos tenido la oportunidad de probar la nueva cazoleta Kaloud Samsaris.
Desde los primeros anuncios, en los que apenas se veía nada, se ha ido generando una gran expectación alrededor de este producto. En parte, debido a la alta calidad del otro producto de la marca, Kaloud Lotus.
En este caso, la marca americana nos trae una cazoleta de silicona, que promete no dejar sabor a plástico en la fumada y una sujeción 100% perfecta del KLotus, algo que no existe a día de hoy.

Respecto al diseño, bastante sencillo en su exterior. Totalmente negra con un ligero relieve de rombos o escamas, y el logotipo de la marca en su parte más baja.
Una vez nos fijamos en la parte superior es cuando vemos que algo es diferente a lo que estamos acostumbrados. La zona de carga viene dividida en 6 zonas más pequeñas. Suponemos que esto ayuda a la gestión del calor pero también notaremos que se complica un poco el proceso de llenarla de tabaco.
Además de estas 6 zonas, también veremos una pequeña linea interior que nos marca un nivel aproximado de llenado si queremos evitar que se pegue el tabaco al KLotus.


Las dimensiones son las siguientes:
     Altura: 9,6 cm
     Anchura exterior: 8,2cm
     Anchura interior: 7 cm
     Diámetro orificio: 1,5 cm
     Peso: 165 g


A la hora de cargarla, nosotros hemos probado con diferentes tipos de tabaco y aconsejamos respetar las 6 zonas cuando utilicemos tabacos premium. Notaremos que el funcionamiento es perfecto, siendo ademas bastante ahorrativa.
Con otro tipo de tabaco, si deberíamos llenar algo más que las zonas. En estos casos llenadla como si no existieran, solo tened en cuenta linea que marca el tope.
Como podéis ver, es algo mas complejo que al usar cualquier otra cazoleta. Pero no debe ser algo que os asuste. Con 2 días que la uséis le habréis cogido el truco.

Una vez terminada la fumada, toca limpiarla. En este caso no hay ningún problema. La limpiamos igual que cualquier otra. 

Respecto al ajuste del Kaloud Lotus, debemos decir que no solo es perfecto, sino que es impresionante. Si lo ponemos bien, lo cual es muy fácil si no lo precalentamos, al poder colocarlo con las manos. Si sois de los que precalientan, es mas difícil. Tendréis que usar un trapo para empujarlo un poquito hacia dentro.
Al utilizar la palabra "impresionante" no penséis que estamos exagerando. Hemos probado a poner la cazoleta boca abajo y le hemos dado un buen menos, movimientos muy bruscos, sin conseguir que se suelte.

Una vez que vamos a usarla, el tiempo que tarda en calentarse es similar al de nuestra HJ Harmony Bowl, a pesar de lo que podamos pensar al ser de silicona. También viene a cuento aquí comentar que por el exterior también se calienta bastante, mejor no tocar, al igual que hacemos con las cazoletas cerámicas.

Durante la fumada, no notaremos ningún sabor extraño. Nosotros no hemos probado nunca otras cazoletas de silicona como, por ejemplo, la AMY Phunnel. Por estr razón desconocemos si es algo exclusivo de la Samsaris.
Es destacable también que esta cazoleta tiene 0% de restricción. Para los menos entendidos, esto significa que es mucho mas fácil aspirar que con la Harmony, por ejemplo.
Esto no siempre es una ventaja, depende del usuario final. A algunas personas les gusta que no exista restricción; otras, en cambio, prefieren tenerla. En el caso de los segundos, lo mas recomendable es controlar la restricción adquiriendo una manguera con un tiro más limitado.


En conclusión, una cazoleta que merece la pena en todos los sentidos. La única duda que nos queda es cómo funcionará con el tiempo, si dará de si la silicona y el KLotus dejará de encajar tan perfectamente. Esto no hay forma de saberlo, solo dejar que pase el tiempo.
Un detalle de las cazoletas de silicona es que no necesitan goma al conectarlas a la cachimba y, por supuesto, que no se rompen.
En principio se espera que las tiendas españolas la tengan disponible en cuestión de semanas, con un precio de 30€. ¿Caro? Si, pero nosotros la vamos a comprar. 

Por ultimo, agradecer al compañero Lezopi que nos la prestara para hacer esta review, ¡Un saludo desde aquí!